¿CÓMO MANEJAR LOS COSTOS PARA AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD?

COSTOS-PRODUCTIVIDAD

De una manera u otra, todas las empresas y organizaciones utilizan esquemas de identificación y registro de sus costos, desde los llamados tradicionales hasta los más modernos. Si se quiere manejar la productividad, con el costeo tradicional no es posible hacerlo porque sólo entrega datos, no información. Con el costeo tradicional, lo más que puede lograr son comparaciones entre valores absolutos o porcentajes, pero no logrará valores de las causas del costo total o parcial.

Si quiere manejar la Productividad, necesariamente deberá utilizar los costos en un formato de ACTIVIDADES para saber qué está haciendo y cuánto le cuesta hacerlo, y en formato de TARGET COST para definir tácticas operativas que lo lleven a ser más productivo. Ambos enfoques, de manera conjunta, serán su mejor herramienta para lograr obtener más con menos, que es la definición tradicional de productividad.

El costeo tradicional es el llamado Costo Total o Absorbente, y es el más comúnmente usado por las empresas. Entrega los costos por centros de costos y por productos pero no le permite conocer los costos de los componentes factuales de esos productos. Por ejemplo, le dará el costo del kilo de pan producido pero no de la actividad de hornearlo por lo que no le permitirá saber si le es mejor hornear a leña o a electricidad o a gas. Por eso se dice que entrega datos pero no información. Es un sistema totalmente enfocado a los inventarios, no a las decisiones, y por eso no le sirve para aplicar tiempos y recursos a la productividad

El costeo por Actividades le entregará los costos de hacer las cosas, capturando los consumos en forma transversal en toda la organización, no por centros de costos. Así, podremos tener los verdaderos costos de lo que acontece en el interior de nuestro proceso productivo, y no solamente la acumulación al final del proceso. En el ejemplo que dimos, respecto a la producción de pan y su componente horneado utilizando leña, sabremos el costo que cuesta comprarla, transportarla, almacenarla, y deshacernos de los residuos, más el introducir las bandejas al horno y posteriormente sacarlas para el enfriado. Si queremos hacer más eficiente este componente ya tendremos los costos de sus tareas principales sobre las cuales deberemos tomar decisiones.

El costeo por metas o Target Cost le dará la meta a conseguir a través de ejecutar el proceso productivo, en precio u otra variable, y las guías o lineamientos para operar sobre los componentes que definieron las Actividades involucradas en la ejecución. Siguiendo con el ejemplo, podremos saber que si queremos obtener un kilo de pan con un costo de $ 0,25 entonces no podremos utilizar leña en el horneado sino gas. Tampoco electricidad.

El Ingeniero de Costos de su empresa deberá diseñar un sistema holístico que incluya los dos o tres sistemas mencionados, y de esta manera podrá ejecutar acciones para lograr una mayor productividad y mejores resultados.

Carlos M. Duarte M., Ing. Comercial (UdeC, Chile)

Anuncios